Buscar
0
Su Cesta

Obturador Bucal Semipermeable

  • -14% Obturador Bucal Semipermeable
  • Disponibilidad: En Stock
  • Marca: MFS
  • Código: L3514

  • Precio oferta:

    13,92€

    Precio Antiguo:

    16,19€

    Te ahorras:

    14%


Opciones disponibles



Compartir:

Presentacion: Reposición 1 unidad (semipermeable)

Los obturadores bucales se utilizan para obturar la boca e impedir progresivamente la respiración bucal, causa de diversas maloclusiones y también de la recidiva tras un tratamiento de ortodoncia.

  • Obturadores bucales semipermeables, con unos orificios menores, que controlan y limitan mucho más el paso del aire por la boca.

Los obturadores bucales no son más que láminas que presentan un diseño apropiado para adaptarse a las arcadas e impiden progresivamente el paso del aire por la boca en los respiradores bucales. Los ribetes o engrosamientos periféricos, superior e inferior, inducen al paciente a ejercitar los labios, hecho muy importante para normalizar la respiración nasal. Existen tres tipos de obturadores en función de las perforaciones que presentan y vienen en 6 diferentes tallas, las 3 primeras son de uso pediátrico y los tamaños mayores para adultos.

OBTURADOR BUCAL SEMIPERMEABLE N.1        316x68,3mm                       L3514

OBTURADOR BUCAL SEMIPERMEABLE N.2        355x77,22mm                     L3515

OBTURADOR BUCAL SEMIPERMEABLE N.3        400x86,79mm                     L3516

OBTURADOR BUCAL SEMIPERMEABLE N.4        437x94,68mm                     L3517

OBTURADOR BUCAL SEMIPERMEABLE N.5        470x107,04mm                   L3518

OBTURADOR BUCAL SEMIPERMEABLE N.6        519x118,79mm                   L3519

¿CÓMO SELECCIONAR LA TALLA DE LOS OBTURADORES BUCALES? Medimos desde mesial del primer molar permanente superior de una hemiarcada (siguiendo el perímetro de la arcada) hasta la misma referencia del lado opuesto. Si al colocar el obturador en boca se produce una excesiva presión o rechazo a nivel de los labios, bajaremos de talla hasta que el obturador bucal haga su función sin que desplace excesivamente los labios. En este caso, más vale pecar por pequeño que no por excesivamente grande.

También le puede interesar